Salario, precio y ganancia (III)

III. SALARIOS Y DINERO

Al segundo día de debate, nuestro amigo Weston vistió su vieja afirmación con nuevas formas. Dijo: al producirse un alza general de los salarios en dinero, se necesitará más dinero contante para abonar los mismos salarios. Siendo la cantidad de dinero circulante una cantidad fija, ¿cómo vais a poder pagar, con esa suma fija de dinero circulante, una suma mayor de salarios en dinero? En un principio, la dificultad surgía de que, aunque subiese el salario en dinero del obrero, la cantidad de mercancías que le estaba asignada era fija; ahora, surge del aumento de los salarios en dinero, a pesar de existir un volumen fijo de mercancías. Y, naturalmente, si rechazáis su dogma originario, desaparecerán también los perjuicios concomitantes.

Voy a demostraros, sin embargo, que este problema del dinero circulante no tiene nada absolutamente que ver con el tema que nos ocupa.Continue Reading

Los derechos del Trabajo

Legalidad y evolución económica del capitalismo [1]

La cuestión de la legalidad de los sindicatos y del derecho de huelga va ligada por definición a la del Estado burgués. Constituye la premisa del grave problema actual que consiste en la integración de los sindicatos en el seno de las instituciones estata­les capitalistas. Visto desde el lado opuesto, plantea el problema fundamental para el marxismo de la autonomía de las organizaciones económicas y políticas del prole­tariado y la emancipación de la clase obrera por sí misma.

Durante el primer período de su dominación, todo resultaba claro y sencillo: la burguesía prohi­bió sistemáticamente los sindicatos, como Marx y Engels muestran en los textos que siguen, en Inglaterra, Alemania y Francia. En los inicios del capitalismo, al no disponer la clase obrera de la más mínima reserva, no sospechaba siquiera que pudiese existir un Estado capitalista en donde estas condiciones resultasen sensiblemente mejora­das. En los momentos de crisis aguda no podía, pues, refrenarla ninguna ilusión sobre un próximo por­venir mejor, de manera que la lucha económica desembocaba de modo natural en el terreno político, en la calle, y en las barricadas contra los bastiones del Estado burgués.Continue Reading

El Estado de Bienestar: ¿Una conquista de la clase obrera? · Los sindicatos obreros y el Estado capitalista

Es un lugar común considerar el Estado de Bienestar y todas las instituciones y mecanismos que se derivan de él como una conquista de la clase obrera, lograda al precio de grandes luchas y sacrificios. Estos párrafos, escritos en 1937 por el comunista belga J.B. Mélis y que forman parte de un artículo más extenso (Los sindicatos obreros y el Estado capitalista), nos ofrecen una visión completamente distinta de todo ese proceso, que, desplegándose en medio de la mayor crisis económica conocida, lejos de buscar el bienestar de la clase obrera trataba de «aniquilar las organizaciones proletarias, que suponían una amenaza directa para el régimen cuando las condiciones históricas las empujaban a romper el círculo de la acción puramente reivindicativa«. En esta primera parte se resume este proceso histórico mediante el cual la burguesía logró insertar las organizaciones sindicales en su mecanismo estatal, castrando su contenido clasista y su autonomía y convirtiéndolas en instrumentos al servicio de los patrones, bien mediante la violencia o con métodos democráticos. En una segunda parte se tratará la cuestión de la Seguridad Social y las prestaciones por desempleo.

Continue Reading

Workers Wild West: ¡Proletarios de todos los países, dejad de quejaros y empezad a liarla!

Workers Wild West. Un proyecto de órgano de prensa política obrera en Londres oeste.

Camaradas, hermanos y hermanas,

Os presentamos el primer número de un periódico local y os invitamos a que colaboréis con nosotros. Partimos de que en esta prometedora época de desesperanza los colectivos políticos deberían tratar de conjugar estos tres elementos de la actividad revolucionaria:

-PROPAGANDA: Presentando sus posturas políticas ante la clase obrera local, denunciando el capitalismo como un sistema explotador sometido a crisis cíclicas que va directo a la guerra y al que sólo el proletariado internacional puede hacer frente.

-INVESTIGACIÓN: Explicar todo esto al mismo tiempo que se participa en las experiencias obreras en el terreno de la producción y en la región en general, mediante consultas colectivas y difusión de información sobre la fortaleza y la debilidad de las actividades autónomas contra los patrones. Para esto tendremos que hacer frente a las divisiones que existen entre los trabajadores.

-APOYO MUTUO: Formando y apoyando grupos de trabajadores capaces de constituir una red que despliegue una práctica solidaria en los centros de trabajo y en los barrios, de apoyo mutuo frente a la patronal, el Estado y los caseros.Continue Reading

La judicialización de la libertad sindical en Venezuela y el asesinato de sindicalistas

Publicamos este texto redactado hace más de tres años porque nos parece importante conocer cuál era la situación del proletariado en Venezuela mientras los demagogos que hoy se presentan como «verdaderos patriotas» y salvadores del «pueblo» español hacían sus prácticas (bien remuneradas) y pinitos en las labores de Estado, asesorando al gobierno anti-obrero bolivariano y participando en sus tareas de propagada. El empleo de pistoleros contra los sindicalistas y manifestantes, del que se habla abajo, ha sido sancionado legalmente a finales de enero de este año, en un país en el que, recordemos, la inflación se situó el año pasado en el 68% y que vive en una agitación social constante fruto de la miseria creciente de las masas trabajadoras. Los chavistas del gobierno de Maduro y los anti-chavistas de la oposición sólo pueden ofrecer al proletariado venezolano palos, cárcel y muerte. Allí, como aquí en España, la única salida posible para la clase productora de plusvalía es hacer oídos sordos a los discursos de los burgueses de izquierda y derecha, organizarnos y realizar todo lo que sea necesario para defender de manera eficaz nuestras condiciones de vida, para garantizarnos nuestras necesidades vitales.

Continue Reading

Punto de inflexión: Tesis políticas sobre el “nuevo proletariado” y la reconcentración (Revista Wildcat)

Reproducimos estas tesis publicadas originalmente en la revista alemana Wildcat n° 94, primavera 2013. [Gráfico: Estructura de clases de la población ocupada residente en España por país de nacimiento. En porcentaje, 2010.]


La circulación[1] de bienes aumenta desde hace décadas y, al menos durante estos 20 últimos años, este crecimiento ha deteriorado nuestras condiciones de trabajo y ha vuelto a la “clase obrera” cada vez más invisible. Ahora los guardias de seguridad se ponen en huelga y paralizan los aeropuertos; en los Estados Unidos los empleados de WalMart están en huelga y los estibadores de los puertos bloquean la costa oeste; y el propio accidente del paquebote “Costa Concordia[2]” en 2012 revelaba la existencia de estos nuevos trabajadores manuales no cualificados que trabajan en las bodegas de este tipo de cruceros.

¿Qué sucede? ¿Asistimos a la renovación de la clase obrera? ¿Están empezando a luchar los proletarios en todas partes? ¿Se trata de un giro histórico? Continue Reading

La estadística obrera. Encuesta entre los obreros franceses (1880)

Ningún gobierno[1] (monárquico o republicano burgués) ha osado emprender una encuesta seria sobre la situación de la clase obrera francesa. Pero en cambio, ¡cuántas encuestas sobre las crisis agrícolas, financieras, industriales, comerciales y políticas!

Las infamias de la explotación capitalista reveladas por la encuesta oficial del gobierno inglés; las consecuencias legales que estas revelaciones han producido (limitación de la jornada de trabajo a diez horas, leyes sobre el trabajo de las mujeres y de los niños, etc.) han hecho a la burguesía francesa aún más temerosa de los peligros que podría representar una encuesta imparcial y sistemática.

Esperando que podamos obligar al gobierno republicano a imitar al gobierno monárquico de Inglaterra, a abrir una vasta encuesta sobre los hechos y desgracias de la explotación capitalista, vamos, con los débiles medios de los que disponemos, a intentar iniciar una por nuestra parte. Esperamos ser apoyados, en nuestro trabajo, por todos los obreros de la ciudades y campos, que comprenden que únicamente ellos pueden describir con conocimiento de causa los males que soportan; que únicamente ellos, y no salvadores providenciales, pueden aplicar enérgicamente remedio a las miserias sociales que sufren; contamos también con los socialistas de todas las escuelas que, deseando una reforma social, deben querer un conocimiento exacto y positivo de las condiciones en las que trabaja y se mueve la clase obrera, la clase a quien pertenece el provenir.Continue Reading

El contenido y la perspectiva del movimiento proletario

La vida social es, en esencia, práctica. Todos los misterios que descarrían la teoría hacia el misticismo, encuentran su solución racional en la práctica humana y en la comprensión de esa práctica.”

Marx, Tesis sobre Feuerbach.

Lo que vamos a investigar en parte en este libro es si un conflicto entre fuerzas vivientes, tal y como se forma y se resuelve en la guerra, puede quedar sometido a reglas generales, y si éstas pueden darnos un método útil para obrar; pero está claro, desde luego, que ésta, como cualquier otra cuestión que supere nuestra capacidad intelectual, puede ofrecérsenos más clara, vista a través de un espíritu investigador que la haya examinado en sus íntimas dependencias; esto basta para que se realice la idea de una teoría.”

Clausewitz, De la Guerra.

 

De la experiencia práctica a las fórmulas teóricas

El “arte” de la lucha de clases, como actividad humana y “conflicto entre fuerzas vivientes” cuya práctica es susceptible de desarrollarse y perfeccionarse socialmente a través de la experiencia y su transmisión o enseñanza, no difiere mucho del arte de la guerra, el dibujo, la música, el baile, el ajedrez o cocinar unos buenos huevos fritos con patatas. Ya se trate de jugar al futbol o de organizar una huelga, toda actividad cuenta con unas reglas prácticas generales, cuyo valor está comprobado por la experiencia y que por tanto pasan de una generación a otra. Estas normas o principios, aunque no garantizan completamente el éxito (pues factores externos pueden llegar a tener influencia decisiva), al menos nos mantienen por la vía que nos permite alcanzarlo.Continue Reading

Los problemas de la moneda (II)

Tras explicar en la primera parte de este artículo los fundamentos de la economía capitalista y su régimen de producción, en esta segunda parte J.B. Mélis (que firmaba como Mitchell) habla de la función del crédito y hace un repaso histórico muy ilustrativo acerca de las vicisitudes sufridas por la economía capitalista desde la primera masacre imperialista de 1914 hasta la crisis de los años 30. Son especialmente interesantes sus comentarios sobre las soluciones con las que hoy también la burguesía trata de hacer frente a la crisis: deflación y devaluación.


Continue Reading

La clase productora de plusvalía a escala mundial (2ª parte)

Texto publicado originalmente en Echanges nº 148.

En la primera parte de este texto ya hemos demostrado que el proletariado está en continua expansión a nivel mundial. Por supuesto, hay quien piensa que cuando las máquinas sustituyan del todo al hombre, o si se quiere, cuando el trabajo muerto prevalezca completamente sobre el trabajo vivo, doblarán las campanas por la civilización capitalista. Ciertamente no es la primera vez que se plantea esta contradicción dialéctica del capital.

Ya en los años 20 Eugen Varga[1] subrayaba que el aumento del capital constante a expensas del capital variable (trabajo vivo) no era una tendencia relativa dentro del capitalismo, sino absoluta. Tampoco consideraba que la eliminación del trabajo vivo fuera un fenómeno relativo, sino que afirmaba que tenía un carácter absoluto: mientras la mano de obra disminuía en la industria, la producción continuaba aumentando.Continue Reading