El contenido y la perspectiva del movimiento proletario

La vida social es, en esencia, práctica. Todos los misterios que descarrían la teoría hacia el misticismo, encuentran su solución racional en la práctica humana y en la comprensión de esa práctica.”

Marx, Tesis sobre Feuerbach.

Lo que vamos a investigar en parte en este libro es si un conflicto entre fuerzas vivientes, tal y como se forma y se resuelve en la guerra, puede quedar sometido a reglas generales, y si éstas pueden darnos un método útil para obrar; pero está claro, desde luego, que ésta, como cualquier otra cuestión que supere nuestra capacidad intelectual, puede ofrecérsenos más clara, vista a través de un espíritu investigador que la haya examinado en sus íntimas dependencias; esto basta para que se realice la idea de una teoría.”

Clausewitz, De la Guerra.

 

De la experiencia práctica a las fórmulas teóricas

El “arte” de la lucha de clases, como actividad humana y “conflicto entre fuerzas vivientes” cuya práctica es susceptible de desarrollarse y perfeccionarse socialmente a través de la experiencia y su transmisión o enseñanza, no difiere mucho del arte de la guerra, el dibujo, la música, el baile, el ajedrez o cocinar unos buenos huevos fritos con patatas. Ya se trate de jugar al futbol o de organizar una huelga, toda actividad cuenta con unas reglas prácticas generales, cuyo valor está comprobado por la experiencia y que por tanto pasan de una generación a otra. Estas normas o principios, aunque no garantizan completamente el éxito (pues factores externos pueden llegar a tener influencia decisiva), al menos nos mantienen por la vía que nos permite alcanzarlo.Continue Reading