El discurso de Louveira

Este discurso fue pronunciado ante 500 delegados que representaban a 200.000 obreros, en su mayor parte metalúrgicos de Brasil, organizados en el Sindicato de metalúrgicos de Campinas y región, para la construcción de la Intersindical.

Durante el congreso, 2.000 ejemplares de nuestro libro El marxismo en resumen fueron impresos y difundidos gratuitamente a iniciativa del sindicato. La versión en castellano del libro, que pronto será objeto de una edición, está disponible en nuestra web.

Robin Goodfellow.

***

Camaradas, Ahora nos presentaremos con más detalle y os presentaremos el libro titulado «El marxismo en resumen. De la crítica al capitalismo a la sociedad sin clases». Robin Goodfellow es el seudónimo de un pequeño grupo de militantes de diversos países (Francia, Brasil, España…) que se dedica desde hace 40 años a la defensa de la teoría y de los principios marxistas. Nos situamos en la tradición del marxismo revolucionario que se afirma con la publicación del Manifiesto del Partido Comunista. Consideramos que esta teoría es la única que no solamente nos proporciona una explicación coherente del mundo, de las tendencias de la economía capitalista, sino que también nos da una orientación para las luchas prácticas por la emancipación del proletariado.

¿Que nos enseña el marxismo? Nos demuestra que:

Cualquiera que sea la determinación del proletariado en sus luchas cotidianas;
Cualesquiera que sean los resultados obtenidos a través del combate cotidiano por las reivindicaciones y los derechos;
Cualquiera que sea la «prosperidad» de la economía capitalista y la posibilidad para el trabajador de mejorar su estado;
Cualquiera que sea el progreso científico y técnico y sus promesas generales de mejora de las condiciones de trabajo y vida…

…el capitalismo no puede ofrecer a largo plazo, de manera duradera, una vida segura, un nivel de vida suficiente, un futuro sin miedo a lo que vendrá, para los trabajadores y sus familias.

Por el contrario, los factores que hemos enumerado se vuelven contra el proletariado:

– El alza de salarios y la lucha de clases potencian la automatización, la cual implica desempleo;
– La buena salud de la economía capitalista no es más que una forma de forjar cadenas doradas para el proletariado, degradando su salario relativo;
– A la momentánea prosperidad suceden de forma necesaria las crisis que desbaratan lo que se haya podido lograr en las fases de desarrollo;
– En cuanto al progreso técnico y científico, va dirigido directamente contra el proletariado a fin de incrementar y refinar su explotación.Continue Reading

Estatutos del Sindicato Interprofesional SI COBAS

Estatutos de la asociación SI COBAS, aprobados en el Congreso Nacional de Bolonia (1-3 de mayo de 2015).

***

ESTATUTOS DE LA ORGANIZACIÓN SINDICAL
SINDICATO INTERPROFESIONAL COBAS

TÍTULO 1º. DEFINICIÓN, PRINCIPIOS GENERALES Y FINALIDADES.

Art. 1 – Denominación y sede.
1.1. Se constituye la asociación sindical nacional e interprofesional denominada Sindicato Interprofesional Cobas (en adelante «la Asociación» o «SI COBAS»).
1.2. Las decisiones de la Asociación las determinan, partiendo de la base y sobre todo del respeto de los Estatutos y por tanto de la Reglamentación Interna de la propia asociación, las disposiciones de sus organismos a todos los niveles.
1.3. El logo de la asociación son las siglas Sindicato Interprofesional Cobas y/o el acrónimo SI Cobas, ambas con la frase «trabajadores autoorganizados», o solo con el acrónimo SI Cobas.
1.4. La sede de la asociación, que no tiene ánimo de lucro, está en Vía Mazzini, 24 Bagnollo Cremasco, CR.
1.5. La Coordinadora Nacional, si así lo delibera, puede cambiar la sede legal de la Asociación y las sedes operativas (nacionales y locales) sin necesidad de modificar los Estatutos.

Art. 2 – Estatutos y Reglamentación Interna de la Asociación.
2.1. El Congreso Nacional puede modificar los Estatutos con una mayoría cualificada de 2/3 de sus miembros.
2.2. Salvo cuando así lo establezcan en los Estatutos, la vida de la Asociación sindical Sindicato Interprofesional Cobas se rige por la Reglamentación Interna de la Asociación (en adelante Reglamentación Interna).
2.3. La Reglamentación Interna puede ser aprobada y modificada por la Coordinadora Nacional con una mayoría cualificada de 2/3 de los presentes; fija las reglas que determinan la aplicación particular de todo lo establecido en los Estatutos.

Art. 3 – Principios y finalidades.
3.1. El Sindicato Interprofesional Cobas pretende ser un instrumento que contribuya a la reconstrucción de un sindicato de clase tanto en Italia como a escala internacional, promoviendo la unidad y la autonomía política de los trabajadores como clase.
3.2. Encuadra su propia acción sindical y política en la perspectiva general de la lucha de clases y la superación del capitalismo, como forma económico-social basada en la explotación.
3.3. Promueve la autoorganización colectiva de los trabajadores para la defensa y la mejora de las condiciones laborales, sociales y políticas de la clase trabajadora.
3.4. Promueve la unidad entre trabajadores de distintas profesiones como uno de los instrumentos que permite superar la fragmentación y la división que produce el capitalismo mediante mecanismos de naturaleza económica, política e ideológica.Continue Reading

Las luchas en el sector de la logística en Italia

Publicado en la web Break Their Houghty Power.

Este esbozo se basa en unas conversaciones mantenidas en octubre de 2015 con algunos militantes y simpatizantes del pequeño sindicato italiano SI Cobas (Sindicato Interprofessionale/Comites di Base), que ha venido convocando y ganando varias huelgas militantes durante los pasados años, involucrando principalmente a los obreros inmigrantes que trabajan los almacenes y el sector de la logística.

Loren Goldner, diciembre 2015.
lrgoldner@yahoo.com

***

Las grandes empresas de logística llevan en Italia 15 o 20 años valiéndose de unas “cooperativas” como principal medio de contratación de camioneros y mozos de almacén (facchini).

No hay que confundir este tipo de cooperativas con su forma tradicional, que organizan los trabajadores con propósitos solidarios. Estas cooperativas son traficantes de trabajo, a menudo literalmente una mafia que ha ido emergiendo conforme los grandes sindicatos italianos han ido decayendo (CGIL, CSIL, UIL). Actúan de intermediarios entre los obreros y las grandes compañías, y compiten entre ellas por conseguir trabajo al precio más bajo. Algunas grandes compañías como IKEA, fabricante sueco de muebles y aparatos domésticos, no contratan a los trabajadores directamente, sino que les invitan a unirse a una de estas cooperativas. Al revés que los esclavistas, que tienen cierto interés en mantener a sus esclavos vivos y en condiciones de trabajar, a las cooperativas llega un enorme flujo de obreros inmigrantes que son exprimidos y luego desechados. La ilegalidad de estas prácticas no se tiene en cuenta, la ley sólo se emplea para partirles la cara a los huelguistas y encerrarles. Los grandes sindicatos miran para otro lado. Un obrero extranjero despedido se arriesga a perder el permiso de residencia y a verse obligado a esconderse. Los obreros son llamados a trabajar “cuando se les necesita”, y quienes causan problemas pueden quedarse en casa fácilmente varias semanas o meses, o ser trasladados a almacenes lejanos. Los jefes controlan las tareas, prohíben las pausas para ir al baño y hacen todo lo que pueden por deshumanizar a los trabajadores. Hablando mal italiano, o sin saber nada de italiano en absoluto, estos llamados “obreros emprendedores” no conocen su derecho a la ayuda y la sanidad públicas, por mínimo que sea.Continue Reading

El resurgimiento de los sindicatos independientes en Egipto. (En memoria de Giulio Regeni)

Reproducimos el último artículo publicado por Giulio Regeni en Il Manifesto, antes de ser secuestrado, torturado y asesinado por la policía egipcia por haberse atrevido a interesarse, a estudiar y a divulgar la amenaza que supone para el régimen egipcio el resurgimiento de un movimiento proletario independiente, que ya fue determinante en la caída de Mubarak en 2011.

***

Nota del editor: Publicamos póstumamente este artículo de Giulio Regeni, estudiante italiano que residía en El Cairo, donde preparaba su tesis doctoral. Desaparecido el 25 de enero, el miércoles 3 de febrero su cuerpo torturado fue hallado en una cuneta, en la ciudad. Dado que el tema de los sindicatos independientes es bastante polémico en Egipto, Regeni nos pidió en enero que publicáramos este artículo bajo un seudónimo. Hoy lo publicamos con el verdadero nombre del autor.

El presidente Abdel Fattah al-Sisi domina el Parlamento egipcio, con más policía y fuerzas militares que nunca antes en la pasada historia del país, y Egipto está entre los países que menos respetan la libertad de prensa. Aun así, los sindicatos independientes no se resignan. El Center for Trade Union and Worker’s Services (CTUWS), todo un ejemplo de sindicalismo independiente en Egipto, acaba de celebrar una vibrante asamblea.Continue Reading

Los parias al asalto de la fortaleza del Norte

Texto publicado en Échanges nº 148, que hemos completado con el titulado Muros, (Échanges nº 153) y a los que añadimos una introducción, Los emigrantes alemanes, tomada del primer y único número de la Revista Comunista, órgano de la Liga de los Comunistas, septiembre de 1847.

***

LOS EMIGRANTES ALEMANES

Ya en la antigüedad aspiraban los hombres a un mundo mejor, a un mundo nuevo, en el que confiaban ser felices, y sus aspiraciones siguen siendo las mismas de entonces. Des­graciadamente, pese a todas las aspiraciones, poco es lo que hasta hoy se ha conseguido, pues durante mucho tiempo se ha estado buscando ese mundo mejor donde no podía encontrarse, y aun es hoy el día en que son muy pocos los que saben y comprenden que ese mundo mejor está bien cerca de nosotros, que para alcanzarlo basta con unir y organizar a los oprimi­dos, con imponerse un recio esfuerzo. Se equivocan de medio a medio, naturalmente, los que piensan que basta con buscar, con emigrar a América, para dar con ese mundo mejor. Ese mundo mejor no hay que buscarlo, sino conquistarlo, y el cielo no nos ayudará si nosotros mismos no nos unimos firmemente y nos ayudamos. En otro tiempo, millones de europeos se pre­cipitaban hacia el Oriente para escapar a la tiranía de los se­ñores feudales, para ganar el cielo con la conquista de los San­tos Lugares y esperanzados en que en el suelo que había pisa­do su Redentor les sería dado ya sobre la tierra un avance de las delicias celestiales; pero fueron muy pocos los que alcan­zaron la meta, pues los más cayeron sin haber visto la tierra de Jerusalén, derribados por las enfermedades y por el acero de los turcos.Continue Reading

Por una coordinación a nivel europeo en el sector del transporte y la logística

Traducción del manifiesto del sindicato italiano SI Cobas publicado originalmente en la web Cortocircuito.

En las pasadas décadas se ha venido desarrollado un proceso de concentración en el sector del transporte, que se refleja en el surgimiento de los centros de logística en las afueras de las ciudades de todos los países, donde trabajan cientos de miles de obreros. En Europa hay 10 millones de obreros trabajando en este sector, entre los cuales 5.7 lo hacen en el transporte por tierra, 2.8 millones en almacenes y logística, y 1.75 millones en empresas de transporte privadas y servicios postales (en Italia, en el primer trimestre de 2015, eran 537.000, 248.000 y 180.000 respectivamente, según Eurostat).

En Italia, los obreros de este sector están entre los más explotados  y peor pagados: en los almacenes el trabajo es duro, lo que a menudo provoca lesiones e incluso puede llegar a incapacitar para el trabajo físico, aunque no se reconoce ninguna pensión por discapacidad. En el sector del transporte, las leyes europeas sobre el descanso obligatorio no se suelen respetar, y los conductores se ven obligados a trabajar hasta que el cuerpo les aguante física y mentalmente, lo que implica gran peligro para su seguridad y les priva de tiempo libre, de la posibilidad de llevar una vida normal y de sus relaciones personales.Continue Reading

Obreros mecanizados: el régimen militar de Foxconn

Reproducimos a continuación la traducción del informe que publicó la ONG Estudiantes y Universitarios contra las Malas Prácticas Corporativas (SACOM) el 12 de octubre de 2010, tras la ola de suicidios en las instalaciones chinas de Foxconn. Este informe, junto a posteriores investigaciones, es uno de los documentos en los que se basa la obra Morir por un iPhone. Apple, Foxconn y las luchas de los trabajadores en China (Ed. Continente), de reciente publicación.
***

 INTRODUCCIÓN

Foxconn Technology Group, filial de Hon Hai Precision Industries Ltd., es el fabricante de productos electrónicos más importante del mundo. Se sitúa en el puesto 112º de la lista Global Fortune, que engloba las 500 mayores empresas del mundo. Actualmente, Foxconn cuenta con una plantilla de 900.000 trabajadores en toda China. La compañía va a ampliar su fuerza de trabajo hasta los 1,3 millones de obreros a finales de 2011. Según la empresa de estudios de mercado iSuppli Corp., en 2009 Foxconn acaparó el 44% de las ganancias globales de toda la industria de manufactura y servicios electrónicos. iSuppli estima que Foxconn logrará el 50% durante el año 2011. A pesar de la caída de los márgenes de beneficio en los últimos años, el negocio de Foxconn ha crecido. Lo que implica que Foxconn seguirá comprimiendo los costes laborales para conservar su competitividad en la industria.

Últimamente la sociedad civil y los medios de comunicación han centrado su atención en Foxconn, y no por su prodigiosa fuerza de trabajo o sus beneficios. Sino por los 14 jóvenes obreros que se suicidaron entre enero y agosto del 2010, que obligaron al mundo a girar la cabeza para conocer las condiciones en las que viven los trabajadores de Foxconn y de otras fábricas. La maximización de los beneficios es el principio que guía a la corporación, ante el cual la dignidad de los trabajadores y su bienestar no valen nada. Foxconn no es la única empresa que recibe quejas, pero representa la clásica fábrica regida por unos métodos de dirección que impulsan la productividad a costa de la degradación de los obreros a la condición de máquinas deshumanizadas.Continue Reading

Hoy más que nunca, ¡abajo la unión nacional!

130 muertos e innumerables heridos, traumatizados de por vida tras la noche de horror parisina que vivieron ayer, 13 de noviembre de 2015. Los terribles sucesos se desarrollaron apenas a unos cientos de metros del periódico Charlie Hebdo, donde perecieron los caricaturistas Cabu, Charb, Wolinski, Honoré y Tignous. Y sucede poco tiempo después de que Al-Qaeda o Daesh hicieran estallar un avión con 240 turistas rusos sobre el Sinaí.

No se trata de un terrorismo artesanal, sino de una guerra de guerrillas en la retaguardia de los distintos Estados capitalistas, grandes y pequeños, sea cual sea su ideología: yihadista, “democrática”, “totalitaria”, “panturca” o “panárabe”.

No es una guerra entre el Estado Islámico (Daesh) y Occidente, y menos aún un conflicto entre civilizaciones, ni tampoco una guerra de religión a escala planetaria, mediatizada a golpe de macabras escenificaciones (decapitaciones, voladura de Palmira y crucifixión de su arqueólogo).

La guerra es hoy un fenómeno omnipresente, en un sistema que atraviesa una crisis mundial: crisis económica, crisis ecológica del medio ambiente capitalista, migraciones masivas (provocadas por la guerra o los desastres ecológicos), descomposición de los Estados más débiles, repetidas guerras civiles en Oriente Medio, África, Asia central (Afganistán, Turquestán chino).Continue Reading

Manifiesto de reclutas griegos: «¡No combatiremos, no reprimiremos, no cazaremos a los inmigrantes!»

Reproducimos a continuación un manifiesto firmado por reclutas griegos procedentes de 50 unidades militares distintas, publicado originalmente aquí el pasado 15 de octubre y traducido al inglés por Communist Workers Organization (adherida a Tendencia Comunista Internacionalista), cuya introducción incluimos.

Esta declaración la firman unos reclutas griegos procedentes de 50 unidades de las Fuerzas Armadas. En ella se vinculan todos los horrores que sufren los trabajadores del mundo entero a una sola causa: la crisis del sistema capitalista. Ante esta crisis (acumulación de vidas sacrificadas, perdidas y arruinadas), todos los trabajadores, sea cual sea su nación y condición, tienen un interés y una causa común.

El documento procede de “Diktyo Spartakos” (Red Espartaco), formación de izquierda en el seno del ejército griego, principalmente compuesta por la Corriente Nueva Izquierda (NAP), pero de la que también se hacen eco los izquierdistas y anarquistas. El punto más importante es su contenido: el “derrotismo revolucionario”, claramente internacionalista. Estos reclutas ya están hartos de todas las sucias acciones que les exigen. Han tenido la valentía de elevar su voz no sólo contra este “trabajo sucio”, sino contra el sistema de explotación en su conjunto, lo cual exige una respuesta por parte de los trabajadores del mundo.

Tendencia Comunista Internacionalista.

***

MANIFIESTO DE LOS RECLUTAS GRIEGOS

«  Cuerpos desgarrados por las alambradas, niños ahogados en las playas, personas hambrientas en las calles y las plazas, una multitud que mendiga sus papeles… ».

Antes de que pasaran a las portadas y titulares de la prensa y la televisión, muchos de nosotros ya habíamos visto y vivido escenas vergonzosas en el río Evros y en las islas, donde nos han enviado para hacer este absurdo servicio militar obligatorio, a la vez como trabajadores esclavos y carne de cañón.

Estas escenas nos han impactado y son el tema de todas nuestras conversaciones. Pero no queremos que se conviertan en una rutina. Así como no aceptamos los memorándums de la Troika, ni todas las políticas anti-populares, las intervenciones imperialistas y sus sucias guerras, tampoco aceptaremos ni nos acostumbraremos al destino terrible de los refugiados. Que es el mismo terrible destino que sufre nuestro pueblo, nuestro propio mundo, ¡el mundo del trabajo, sea cual sea la nacionalidad, la religión o el género!

El supuesto “ascenso de los flujos migratorios” significa, en realidad, exilio y huida de la guerra, desplazamientos forzosos. No se trata de un fenómeno “natural”. Hay responsables. Es la crisis capitalista, su crisis. Para superarla, abolen nuestros derechos, nos condenan al hambre, a la indigencia, al paro, obligándonos a emigrar. Los responsables son los Estados Unidos, la OTAN, la UE, China y Rusia. Imponen sus intereses económicos empleando el terror y la muerte, apoyando y resucitando nuevos aliados y enemigos, que alimentan el integrismo religioso. Y también las potencias imperialistas regionales (Turquía, Israel, Grecia, gobiernos árabes) que exacerban los antagonismos de la región.Continue Reading

La clase obrera global

Publicado originalmente en la revista Wildcat nº 98, verano 2015.

LA CLASE OBRERA GLOBAL

¿REVUELTAS O LUCHA DE CLASES?

El concepto de clase se ha hecho popular de nuevo. Tras la reciente crisis económica global, hasta la prensa burguesa ha empezado a plantearse la cuestión: “¿Es que acaso, después de todo, Marx tenía razón?” En los últimos dos años el libro El Capital en el siglo XXI de Thomas Piketty ha permanecido en la lista de los más vendidos –un libro que describe de manera detallada cómo históricamente el proceso capitalista de acumulación lleva a la concentración de riqueza en manos de una minúscula minoría de capitalistas. En las democracias occidentales, las significativas desigualdades también han provocado que aumente el miedo a los levantamientos sociales. Este fantasma ha recorrido todo el mundo durante estos años: de los disturbios de Atenas, Londres o Baltimore, a las revueltas de África del Norte, que en ciertos casos se llevaron por delante a todos los gobernantes del Estado. En esta época agitada, como siempre, mientras una facción dominante aboga por la represión y las armas, otra abandera la “cuestión social”, que para ellos supuestamente se resuelve con reformas o políticas redistributivas.

La crisis global ha deslegitimado el capitalismo; la política de los dirigentes y los gobiernos de hacer que los trabajadores y los pobres paguen la crisis ha impulsado la ira y la desesperación. ¿Quién va a negar que vivimos en una “sociedad de clases”? ¿Y qué significa esta palabra?Continue Reading