Generalidades sobre organización sindicalista (José Negre, 1917)

Publicado en Solidaridad Obrera, 15 de enero 1917.

No se improvisa la organización del trabajo, como se improvisa un discurso, o como se improvisan las co­sas inútiles del Gobierno, de la política, etc. De la noche a la mañana no surge el proletariado con la plenitud de su potencia, ni se halla en pose­sión de todas sus armas necesarias para la lucha, de todas las herramien­tas necesarias para crear y también para destruir.

Una labor continuada de educación y de práctica se impone desde el principio de toda organización obre­ra que quiera ser positivamente re­volucionaria, pero antes de todo he­mos de considerar el estado de las multitudes en su verdadera situación tal como ellas son en realidad y no como nosotros desearíamos que fueran.

Los impulsos pueden mover a esas multitudes en estas condiciones; el interés egoísta, material, o los sentimientos diversos que tienen sus raí­ces en la vida efectiva.

El mejoramiento material, el deseo de evitarse los sufrimientos materiales que implica una vida llena de privaciones y sometida a trabajos des­agradables o abrumadores es uno de los estímulos más poderosos que aci­catean a los hombres, empujándoles a la lucha; y casi tan poderoso como aquél, aunque su influjo sólo se pro­duce por etapas o periódicamente, y no podría ser de otro modo, son los impulsos sentimentales.Continue Reading