Down in the coal mine

Teniendo en cuenta que la minería ha sido uno de los sectores en los que la clase obrera se ha mostrado históricamente más combativa, también es natural que este sea uno de los temas más tratados en las canciones del trabajo.

Down in the coal mine fue compuesta en 1872 por el cómico norteamericano J.B. Geoghean y los mineros estadounidenses no tardaron en apropiársela hasta convertirla en una de las canciones mineras más conocidas. Tras adquirir gran popularidad entre los obreros de las minas de antracita de Pennsylvania, la canción cruzó el océano y se difundió también por las Islas Británicas, donde la letra se adaptó a la música del tradicional tema irlandés The Roving Journeyman.

En este enlace se puede escuchar la versión de Nuestro Pequeño Mundo, incluida en su primer LP El folklore de Nuestro Pequeño Mundo (1968).

DOWN IN THE COAL MINE

I am a jovial collier lad as blithe as blithe can be,
And let the times be good or bad, it’s all the same to me;
It’s little of the world I know and care less for its ways,
For where the dog star never glows I wear away my days.

Down in the coalmine, underneath the ground,
Where a gleam of sunshine never can be found;
Digging up the dusky diamonds all the season round,
Deep down in the coalmine, underneath the ground.

Me hands are horny, hard and black through working in the vein,
And like the clothes upon me back my speech is rough and plain;
Well if I stumble with my tongue I’ve one excuse to say,
It’s not the collier’s heart that’s wrong, it’s the head that goes astray.

Down in the coalmine, underneath the ground,
Where a gleam of sunshine never can be found;
Digging up the dusky diamonds all the season round,
Deep down in the coalmine, underneath the ground.

How little do the great ones care who sit at home secure,
What hidden dangers colliers dare, what hardships they endure;
The very fire they sit beside to cheer themselves and wives,
Mayhap was kindled at the cost of jovial miners lives.

Down in the coalmine, underneath the ground,
Where a gleam of sunshine never can be found;
Digging up the dusky diamonds all the season round,
Deep down in the coalmine, underneath the ground.

Then cheer up lads and make the most of every joy you can,
And always let your mirth such as best befits a man;
For let the times be good or bad, we’ll still be jovial souls,
For where would Britain be without the lads who look for coals.

Down in the coalmine, underneath the ground,
Where a gleam of sunshine never can be found;
Digging up the dusky diamonds all the season round,
Deep down in the coalmine, underneath the ground.

Niños trabajando en las minas de Pennsylvania, hacia 1910.

Niños trabajando en las minas de Pennsylvania, hacia 1910.

ABAJO EN LA MINA DE CARBÓN

Soy un joven y jovial minero, tan alegre como despreocupado,
Y ya vengan buenos o malos tiempos, a mí me da lo mismo;
El mundo lo conozco poco, y lo que allí ocurra me importa aún menos,
Pues yo paso mis días allí donde Sirio nunca brilla.

Abajo en la mina de carbón, bajo tierra,
Donde nunca se ve brillar la luz del sol;
Buscando oscuros diamantes toda la temporada,
En lo profundo de la mina de carbón, bajo tierra.

Tengo las manos callosas, fuertes y negras del trabajo en la veta,
Y al igual que la ropa en mi espalda, mi lenguaje es simple y llano;
Si a veces me trabo la lengua, tengo una excusa:
No es el corazón del minero lo que falla, es que se le va la cabeza.

 Abajo en la mina de carbón, bajo tierra,…

Qué poco les importan a los grandes, que están a salvo en sus casas,
Los peligros ocultos que acechan a los mineros, las dificultades que deben superar;
Muchos encienden el fuego, para su regocijo y el de sus mujeres,
Quizá lo hagan a costa de las vidas de los joviales mineros.

 Abajo en la mina de carbón, bajo tierra,…

Alegraos, chavales, y disfrutad todo lo que podáis,
Y tratad de reíros siempre como el que más;
Pues ya vengan bien o mal dadas, seguiremos siendo espíritus alegres;
¿Qué sería de Gran Bretaña sin los jóvenes que recogen carbón?